BUSCANDO A ARQUIMEDES

BUSCANDO A ARQUIMEDES

En los últimos años, he dedicado mucho tiempo a pensar en el papel de la innovación como motor del crecimiento económico. La historia de la humanidad, de hecho, podría ser descrita como una larga serie de grandes innovaciones, que se remonta al uso del fuego y a la invención de la rueda, pasa por la adopción del dinero en lugar del trueque y desemboca en la invención reciente de la computadora. Esos grandes hitos surgen generalmente del trabajo colectivo, pero existen innumerables casos en que las invenciones reflejan el ingenio de individuos dotados del don casi divino de imaginar lo no imaginado y, todavía más, materializarlo con sus manos.

Esta entrada quetelética va dedicada a esos seres, por los que tengo una gran admiración mezclada con un poco de envidia. Podríamos comenzar con Dédalo, el mitológico arquitecto griego a quien se atribuye muchísimos inventos insólitos. Entre ellos se destaca aquella caja de madera, hueca y con forma de vaca, de la que se valió Pasifae, la esposa del rey Minos, para aparearse con el toro blanco que la tenia obsesionada. El resultado de ese injerto fue un monstruo con cuerpo humano y cabeza de toro, al que Minos decidió encerrar en un laberinto también construido por Dédalo. Poco después, el propio inventor cayó en desgracia con el rey y acabó siendo encerrado en su propio laberinto, del que consiguió escapar fabricándose alas artificiales con plumas y cera.

Los griegos también tuvieron, por supuesto, inventores de carne y hueso. Se dice que Arquímedes, cuya representación tengo grabada en la memoria desde que la vi por primera vez en el libro de Álgebra de Baldor, se valió de espejos para concentrar los rayos del sol y quemar las naves del ejército que atacaba a su ciudad natal. Otro de sus inventos, el denominado tornillo sin fin, sirvió por muchos siglos para el transporte de agua. Para colmo, Arquímedes también dejó un slogan pegajoso, ¡Eureka!, que supuestamente gritaba mientras corría desnudo por las calles, tras descubrir que “todo cuerpo sumergido en el agua recibe un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen de agua que desaloja.” ¿Lo recuerdan? La narración de su muerte, a manos de un soldado romano, es una parte conmovedora del libro de Tito Livio sobre las guerras púnicas, pero resistiré la tentación de contarla.

Leonardo da Vinci es otro caso raro cuya creatividad parece desbordar los limites humanos. Sus obras artísticas son, por si mismas, inventos destacables, en los que se reflejan sus experimentos con técnicas que todavía son materia de estudio. Benjamín Franklin combinó una actividad política intensa con su pasión innovadora, e inventó el pararrayos, los lentes bifocales y el cuentakilómetros, entre otras cosas. Thomas Edison es considerado el inventor más prolífico de la historia, con más de mil doscientas patentes, y se estima que sus talleres generaban algún invento más o menos cada quince días.

La capacidad creativa parece estar distribuida por todas partes y en todos los momentos. El álgebra fue creada entre los siglos V y VI por los árabes, quienes también inventaron el cheque y el molino de viento. En ese mismo periodo, un grupo en la India colocó por primera vez piezas sobre un tablero e hizo las primeras jugadas de lo que se convertiría en el juego de ajedrez. Fue también algún hindú, al inicio de la era cristiana, quien concibió la idea de representar el 0 con algún símbolo, lo que constituye un salto enorme en la historia de las matemáticas.

América Latina, por su parte, se destaca por sus milagros (como los que ocurren cotidianamente en Macondo o en Comala), pero también ha generado inventores memorables. Uno de ellos es Santos Dumont, a quien se reconoce como pionero en la construcción de aviones. La visita a su antigua casa en Petrópolis (construida de forma tal que el visitante está forzado a subir la escalera comenzando con el pie derecho, entre otros juegos propios de una mente excepcional) fue para mí una experiencia iluminadora sobre las posibilidades de la imaginación. Sobre el pasado más lejano, se cuenta que los mayas fueron buenos innovando en la fabricación de medicamentos, que los aztecas probablemente fueron los inventores del chiclet, a partir de betún que encontraban en las playas, y que los artesanos de lo que hoy es Perú crearon más de cien tintes naturales, con colores tan brillantes que todavía hoy llaman la atención.

En el caso dominicano, la frase habitual de que “el dominicano inventa con to’” rinde merecido culto al ingenio criollo, pero hasta ahora no ha surgido entre nosotros un inventor de proporciones comparables a los mencionados. Yo diría que nuestro capitalismo no ha provisto incentivos adecuados para la aparición de inventos disruptivos, o tal vez han surgido pero no han sido diseminados como lo serian en otro ambiente. Esas condiciones están cambiando y es cada vez mayor el entusiasmo de la nueva generación por romper los estrechos moldes de la generación anterior. Es por eso que, cuando interactúo con los muchachos y muchachas del INTEC, me gusta pensar que quizás estoy en frente de un futuro Arquímedes dominicano. ¿Qué les parece a ustedes?

23 Responses to BUSCANDO A ARQUIMEDES

  1. Odill Santana dice:

    Me parece que, como leí en el periódico hace unos días, las universidades dominicanas son más de docencia que de investigación, lo que se le acepta como bueno y válido al estudiante es que copie, no que razone. Es lamentable, que muchos «educadores» dominicanos se rigen por este esquema, y, pienso que, siempre y cuando sigan formando esta clase de estudiantes, es poco probable que se note un avance en materia de innovación en Rep. Dom.

    Además, no sólo la universidad, el Estado dominicano, hace muy poco para incentivar a que se creen cosas, muy contrario a los Estados Unidos, aquí el derecho de autor/propiedad no está muy claro, como muchas otras leyes, aparte de unas instituciones muy débiles, en las cuales las leyes se pueden cambiar con una relativa facilidad.

  2. Ellen Reyes dice:

    Sí, sería maravilloso que los dominicanos, en especial la nueva generación, tengan los medios y sobretodo la motivación de crear, descubrir e inventar lo desconocido aún. Cierto es que en nuestro país aún no se promueve el ingenio como parte de nuestra educación, sino como un «extra» que quizás tengan y logren desarrollar algunos, cultivando conocimientos mecánicos sobre cómo utilizar, cómo implementar o cómo razonar con lo que ya existe y no cómo profundizar o cómo ingeniárselas con lo que aún no se crea. Todo comienza en las escuelas, con un sistema de educación cuadrado que obliga al estudiante a «aprender» hasta donde pueda ser promovido de grado y no a desarrollar aptitudes y destrezas en lo que realmente es bueno y en lo que su capacidad e ingenio puedan volar hasta lo más alto. El talento y el ingenio de la juventud dominicana han estado escondidos por mucho tiempo detrás de la desmotivación, el rezago y la escacez de medios, construyendo adultos que se hastían rápidamente de su trabajo y su carrera y que viven limitados por un talento suprimido que nunca logró salir. Por supuesto, estos factores que nos rodean no deberían ser suficientes para hacernos retroceder en nuestros ideales y visiones. Esto no debería ser suficiente para limitarnos a caer en la monotonía de conocimientos esquematizados por otras mentes.
    Hay una frase del escritor español Eloy Moreno que se ajusta perfectamente a esta problemática: «La vida esta llena de gente que mueve la mente y deja quietos los brazos». ¿Qué tal si nos educamos para mover los brazos a la par con nuestra mente? ¿Qué tal si decidimos salirnos del esquema y comenzamos a explotar nuestro ingenio?

    Ellen Reyes
    1066246
    AHO-101-09

    • Claudio Fernandez dice:

      «La vida esta llena de gente que mueve la mente y deja quietos los brazos». inspiradora frase, estoy muy de acuerdo con tu punto de vista.

  3. Janel Nuñez Rodriguez dice:

    Distinguido Rector Rolando Guzmán,

    Totalmente de acuerdo con usted, para mí el motor de la economía es la innovación. El crecimiento de la economía de un país siempre estará ligado al grado de creatividad e innovación que tenga su población.

    Lamentablemente en nuestra sociedad nos enfocamos en adaptarnos a lo que ya está creado, y no a buscar la forma de crear algo nuevo y hacerlo a nuestra manera. A mi me gusta crear y ser parte, aunque sea mínima, de cosas grandes, es por eso que una de mis motivaciones de elegir al INTEC es que nos reta a cuestionar lo que nos rodea, a crear nuestros propios métodos y compartir nuestra capacidad creativa e innovadora de desarrollar nuevos instrumentos y tecnologías. Además, no solo nos motiva, sino que nos provee los medios necesarios para poder desarrollarnos. Esto es lo más importante y lo que debe hacer no solo el INTEC o alguna institución científica, sino todas las instituciones educativas comenzando con la educación básica hasta todos los centros de educación superior, ya sean públicos o privados.

    Continuar motivando a la juventud a innovar ocasionará, no solo que usted se encuentre en frente de “un” futuro Arquímedes dominicano, sino frente a “un grupo” de futuros Arquímedes que harán que nuestro país avance
    tanto económica como intelectualmente.

    En vista de esto me surge una pregunta: ¿Cree usted que estaría correcto decir que una de las razones para que nuestra economía tenga un crecimiento lento es porque no han surgido personas (en comparación a inventores de proporciones comparables a los mencionados) que creen algo con altas expectativas, u otro extremo que hayan surgido estas personas innovadoras, deseosas de marcar su generación, pero que no se les haya dado los recursos ni la atención necesaria para que estos continúen desarrollándose?

    Janel Rafaelina Núñez Rodríguez
    ID: 1065078
    AHO-101-09

    • Isaury Rosario González dice:

      Estoy totalmente de acuerdo con lo que plantea el Señor Rector, así como también corroboro con tu opinión Janel… Respondiendo a tu pregunta, entiendo que tenemos una economía lenta a causa de que los estudiantes van creciendo con poca motivación para crear e innovar. Muchos de estos estudiantes no cuentan con el apoyo de sus padres y van a la escuela buscando un apoyo de algún maestro pero este no sabe como motivarlo. Entiendo que las instituciones dedicadas a brindar formación profesional deben motivar todos los días a sus alumnos para que sientan que lo que hacen por pequeño que sea es importante para la sociedad.

  4. Daniel Peña dice:

    Reciba un cordial saludo,

    Pienso -al igual que usted- que los jóvenes tenemos el futuro en nuestras manos.

    Desde el principio de la humanidad la necesidad ha ido formando al hombre, por eso pienso que la necesidad es el producto de la innovación, ¿Está usted de acuerdo con este pensamiento mío? ¿Cuál sería su posición?

    ID: 1066359
    Sección: AHO-101-18

    • Alexander Rambalde dice:

      Yo estoy totalmente de acuerdo contigo Daniel, ya que debido a la necesidad es que surge la innovación. Hoy en día en nuestra sociedad hay muchas necesidades, pero con el paso del tiempo se han ido solucionando poco a poco.

  5. Elvis Duverge dice:

    Saludos distinguido rector. Es imposible negar que a través de la historia han surgido humanos con una imaginación tan amplia y una creatividad tan original que nos quedamos atónitos tratando de descubrir como lo hicieron. Desde newton con todas sus leyes de la física clásica y su cálculo, hasta puros magos por así decirlo como Da Vinci y Galileo, desarrollaron ideas extraídas desde la pura imaginación abstracta y lo materializaron de forma visible. Muy difícil es aprender las técnicas de estos maestros, crearlas es una habilidad totalmente avanzada para su tiempo.

    Yo pienso que muchos jóvenes dominicanos tienen la capacidad de alcanzar ciertos niveles pero primero debe crecer en sí la sociedad dominicana. No saldrá ningún Arquímedes hasta que la población supere el 90% del analfabetismo o la calidad de vida mejore. Muchos niños de barrios y pueblos poseen una capacidad intelectual muy alta, pero se ven enfrentados con los problemas de la vida y la escasez de recursos. Esto los limita a superarse y desarrollarse como humanos. Todavía nos falta mucho para encontrar un Arquímedes dominicano, pero cuando lo encontremos, estaremos en el camino correcto. Gracias por su atención y me gustó la lectura de este blog.

    Elvis Duverge
    ID: 1066626
    Sección: AHO-101-09

  6. Josmary Pérez Guaba dice:

    Muy interesante. Me pregunto qué papel jugará la educación o
    la forma de pensar, la cultura, el arduo trabajo, la propiedad intelectual y
    los incentivos, cuando en el pasado, como bien relata, ninguno de estos
    factores coincide. Es difícil determinar qué es lo que influye en la innovación, o quizás nos equivocamos en querer ver las cosas como economistas, tratando de hacer inferencia con los datos históricos, cuando está claro que no existe una tendencia clara. Me pregunto cuál es ese no sé qué que nos falta, cuando el ingenio está ahí. Lo que me gusta pensar es que la innovación está en todas partes y quizás lo que nos falta es vernos en esos zapatos, de que cualquiera puede ser parte de un cambio, mientras exista compromiso y dedicación, por eso me encanta esto que plantea de ver en las personas un futuro Arquímedes dominicano. Pongamos en la gente esa chispa y démosles libertad para crear, seguro nos sorprenderán.
    Esta reflexión me hace recordar un libro que estaba leyendo, llamado Outliers y nunca terminé, ahora me dieron ganas de desenterrarlo.

    Como siempre, es bueno leerlo, pero sobretodo, es bueno que nos ponga a pensar.

  7. Luis Ozuna dice:

    Distinguido rector

    Desde mi punto de vista unos de los factores mas importantes para poder innovar es la educación que tenemos. Nosotros como estudiantes tenemos el compromiso de llevar nuestras ideas al mundo real sin importar si lo que pensamos es cierto o no. Muchas veces hay personas que se limitan a desarrollarse por algún temor, pero lo malo es que si dejamos que ese temor de apodere de nosotros no vamos a poder jugar el papel que la sociedad necesita que juguemos. Concluyo con que todos nosotros tenemos que tratar de aprovechar el tiempo al máximo y de llevar nuestras ideas a las aulas con el fin de buscar orientación de personas capacitadas para poder ser como algún científico de los mencionados en el texto.

    Luis Ozuna
    ID:1066184
    Sección: AHO-101-09

    • José Alexander Pinales Guzmán dice:

      Creo y pienso que tu opinion debe llevar a cabo y como tu piensas que muchos de los estudiante tambien piensen que son el futuro de nuestro pais. Que saquen ese temor y den opiniones constructiva. Las opinion de nosotro los jovenes tambien cuenta y en dado caso hasta las que de quien sabe. Aprovechemos la educacion y progresemos.

  8. Estefany Garcia dice:

    Reciba un cordial saludo,

    Antes que todo debo decir que este artículo me parece muy interesante, pues pude aprender algunas cosas que no sabía ni conocía, lo cual hace que mi conocimiento de otras culturas aumente. Por otra parte, estoy completamente de acuerdo con que en nuestro país es muy difícil el encontrar una “Arquímedes”, y creo que la razón fundamental erradica en nuestra educación y en el temor que tenemos los jóvenes en el fracaso.

    Hoy en día los jóvenes no se arriesgan a innovar por el hecho de que le tienen miedo al fracaso, y considero que nuestro gobierno debería implementar una campaña para motivar a estos jóvenes a atreverse a mostrar esas innovaciones, porque quien sabe, quizás seas tú el próximo
    “Arquímedes dominicano”. ¿Qué cree usted Rector?

    Estefany García Castillo
    ID:1065602
    AHO-101-09

  9. Laura Sosa dice:

    Distinguido Rector,
    Estoy completamente de acuerdo con lo que dice en el último párrafo, nuestro capitalismo no ha provisto incentivos adecuados para la aparición de inventos disruptivos. Sin embargo, también opino que la culpa de esto es, en parte, culpa del sistema educativo que reina en nuestra nación. ¿Por qué digo esto? Bueno, un estudio hecho en Estados Unidos tomó a niños de Pre-Kinder y los siguió durante sus primeros siete años de estudio (dígase de Pre-Kinder (P.K.) hasta Sexto de Básica). Este estudio encontró que cuando los niños se encontraban en P.K. eran altamente creativos (sobre todo en cuanto a resolución de problemas). A medida que pasaba el tiempo, estos niños se iban tornando cada vez menos creativos. El estudio demostraba que este decrecimiento en su capacidad de resolución de problemas se debía a que el sistema educativo no aplaudía su alta creatividad, sino que, al contrario, la mataba buscando que los niños memorizaran cosas para luego examinarse.

    Creo que si buscamos la forma de dar un giro al sistema que hasta ahora ha reinado ininterrumpido, podríamos llegar a ser todos, de una u otra manera, los Arquímedes dominicanos.

    Laura Sosa Fernández
    ID: 1065980
    AHO-101-09

  10. Nelson Aquino dice:

    Concuerdo con su opinión sobre el sistema capitalista por el cual se rige nuestro país.Dicho sistema en lugar de fomentar a jóvenes con ideas revolucionarias a trabajar en ellas, los incita a conseguir un trabajo en el cual sean otro empleado mas que solo cumple su jornada establecida.

    Es cierto que el camino «de seguir tus sueños» es realmente incierto, y es probable que no lo logremos a la primera, pero, ¿no es de eso que se trata la vida?, ¿de hacer lo que nos apasiona ?.

    Nuestro país cuenta con mentes brillantes y poseemos buenos proyectos, seguramente los mismos jóvenes en otro país hubieran generado un impacto diferente en la sociedad, pero poco a poco estamos logrando ese cambio, solo necesitamos que el gobierno aliente a estos jóvenes a seguir su camino y a los inversionistas a apoyarlos.

  11. André Pichardo dice:

    Distinguido Rector,

    Me parece excepcional su manera de enseñarnos acerca de todos esos inventos y sucesos que cambiaron la historia gracias los personajes mencionados. Es impresionante cómo cada suceso se relaciona con el otro. Tantos inventos y descubrimientos espectaculares me hacen sentir una gran carga, sabiendo que nosotros los jóvenes somos los responsables de hacer historia en el futuro con nuevas ideas.

    Estoy en total acuerdo con usted con respecto a la manera de educar a los jóvenes en nuestro país, pues el capitalismo limita mucho a las tantas mentes ingeniosas y brillantes con las que contamos. Sería adecuado incentivar a nuestra juventud, dándoles el apoyo necesario a aquellos con un gran potencial creativo. ¡Saludos!

    André Pichardo
    ID: 1067155
    Sección: AHO-101-17

  12. Jeannette Rivera dice:

    Mis mas cordiales saludos.
    Estoy de acuerdo con usted; el entusiasmo que existe en nosotros, la nueva generación, por ir más allá, por romper los moldes y barreras, por saltar y quitar los límites, es impresionante y digno de admirar. Cabe destacar que, lamentablemente, no todos los de esta nueva generación son jóvenes innovadores o innovadoras. Por lo que esto me lleva a preguntar: ¿Cual su consejo o recomendación respecto a esta problemática? ¿Alguna vez lo había pensado? ¿Que cree usted que puede influir en nosotros, para que seamos o no, jóvenes innovadores?

    Jeannette Rivera
    1067107
    AHO-101-17

    • Laura Carolina Perez dice:

      De acuerdo con lo que dijiste por eso INTEC se enfoca en una innovación constante en su carga curricular, aparte de todos los beneficios de convenios con otras universidades y su amplia diversidad en los distintos aspectos.
      Bendiciones!

      Laura Carolina Perez
      1067141
      AHO-101-17

  13. Jose Hiraldo Tapia dice:

    Saludo,

    Estoy totalmente de acuerdo con usted con respecto a la manera de educar a la juventud en nuestro país, pues el capitalismo limita mucho a las tantas mentes ingeniosas y brillantes con las que contamos y que serian muy útiles en el ámbito laboral tanto privado como gubernamental.
    Lo ideal seria incentivar a nuestra juventud, dándoles el apoyo necesario a aquellos con un gran potencial creativo y así poder emprender en el ámbito laboral.

    Jose Isidro Hiraldo
    ID: 1065971
    Seccion: AHO-101-09

  14. Claudio Fernandez dice:

    Distinguido Rector,

    Me parece excepcional su manera de enseñarnos acerca de todos esos inventos y sucesos que cambiaron la historia gracias los personajes mencionados. Es impresionante cómo cada suceso se relaciona con el otro. Tantos inventos y descubrimientos espectaculares me hacen sentir una gran carga, sabiendo que nosotros los jóvenes somos los responsables de hacer historia en el futuro con nuevas ideas.

    Estoy en total acuerdo con usted con respecto a la manera de educar a los jóvenes en nuestro país, pues el capitalismo limita mucho a las tantas mentes ingeniosas y brillantes con las que contamos. Sería adecuado incentivar a nuestra juventud, dándoles el apoyo necesario a aquellos con un gran potencial creativo. ¡Saludos!

    Claudio Fernandez
    Id:1066303

  15. Daniel Mateo dice:

    Distinguido rector.

    Al igual que usted, considero que el dominicano es muy hábil a la hora de crear cosas que lo saquen de un apuro,incluso podríamos decir que los inventos que hacen esta un poco fuera de lo común, pero al fin y al cabo funcionan. Considero que una de las principales causas por las que quizás no encontremos a ese Arquímedes dominicano es por que no son reconocidos. con esto me refiero a que muchos inventos de jóvenes no son tomados en cuenta. Por ejemplo, según la ONAPI, existen varias patentes como lo son:
    Baño de vapor, Estufa operada con Etanol, Sistema de hidro inyección, Motor de aire comprimido.

    En fin, lo que a mi concierne es que los inventos creados aquí deberían ser apoyados por todo el mundo. con esto el trabajo de las personas o jóvenes que hayan realizado los inventos se vería mas reconocido, y así, mas jóvenes se unirían a la causa, ya que encontrarían una motivación para crear nuevas cosas.

    Daniel Mateo Zabala ID:1065803
    AHO 101- 17

  16. Nestor Victorino Medina dice:

    Distinguido rector,

    Concuerdo con usted en cuanto a que el capitalismo en nuestro país no ha dejado a la mentes jovenes brillantes alcanzar metas que superen las expectativas. En nuestro país es muy común escuchar que un joven estudia una carrera, consigue un trabajo y listo, sin embargo, esto no debe de ser así, el gobierno debe incentivar a los jovenes a que hagan alguna nueva innovación y no quedarse en el mismo lugar. Es obvio que es dificil ese camino… lo sabemos, pero aun así merece toda la pena intentarlo! De no lograrse a la primera vez pues se sigue intentando siempre y cuando se reciba el apoyo necesario para esto. Opino que el gobierno tiene que aportar un poco más para que los jovenes (el futuro del país) puedan llevar a cabo inventos y proyectos innovadores.

    ID: 1067099
    SECCIÓN: AHO-101-17

  17. Thomas de León dice:

    Distinguido rector,

    Estoy totalmente de acuerdo con su posición en cuanto a la
    innovación como cambio de nuestra forma de vivir de manera creativa e
    imaginativa, descomponiendo los esquemas de dificultad y brindándonos comodidades que ofrecen un estilo de desarrollo mucho más simple y eficaz. Sin embargo, su opinión en cuanto al tema me deja una gran incógnita: Es cierto que estas innovaciones han tenido un gran impacto positivo en la población pero, ¿no considera usted que estas también traen consigo una serie de consecuencias que afectan de manera negativa a las personas?

    Marcos Thomas de León
    ID: 1067051
    AHO-101-18

  18. Gian Franco dice:

    Distinguido Rector,

    Debo decir que al leer el ultimo párrafo no puedo evitar encontrarme a mi mismo navegando en un mar de emociones. Por un lado me emociona escuchar la frase habitual “el dominicano inventa con to” y en ella gloriarme por la creatividad de mi país, mientras que por otro lado me duele saber que no soy el único que siente que nuestro capitalismo ahoga la aparición de invenciones de envergadura.
    Los años me han llevado a pensar que el “Arquímedes dominicano” por más que se busque no será encontrado si se sigue buscando como se le busca hoy en día. El enunciado anterior quizás haya sonado un tanto pesimista, pero el “Arquímedes dominicano” debe ser buscado correctamente para poder ser hayado. Y es aquí donde digo que este no debe ser buscado con binoculares como si estuviera en el futuro, pero con un microscopio como el que está ahí pero es increíblemente difícil de ver. ¿Opina usted lo mismo?

    Gian Franco Rodriguez
    1066285
    AHO-101-09

¿Qué estoy leyendo?

El teorema del loro

El teorema del loro

La historia de las matemáticas ha sido contada muchas veces. En algunos casos la narración es compleja como la demostración un teorema; otras veces puede ser tan simple como ponerse a contar las estrellas. El Teorema del Loro es un buen ejemplo del segundo grupo. Un anciano librero de París recibe una carta de un+

INTEC